HOENIGSBERG RENUNCIA A LA PRESCRIPCIÓN

Con el presente escrito, GUILLERMO HOENIGSBERG B, como sujeto procesal en la presente actuación penal, deja constancia de manera reiterada de su RENUNCIA a la prescripción de los supuestos delitos cometidos de acuerdo a la resolución de acusación y sobre los cuales enunciare así: 1. Renuncio a la prescripción de la acción penal que se sigue en este proceso en mi contra, por la supuesta Celebración del Contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales, suscrito el 23 de agosto de 1994, con el nombre de contrato accesorio, por haberse contrariado la prohibición de modificar el objeto del contrato y por haberse soslayado la apertura de una licitación pública que mandaba la ley 80 de 1993 y donde Hoenigsberg, supuestamente como Director de Presupuesto, incurrió a título de Coautor por la omisión a sus deberes de ley, según se desprende de la resolución de acusación. 2. Renuncio a la prescripción de la acción penal que se sigue en este proceso en mi contra por los delitos en concurso homogéneos y sucesivos de PECULADO POR APROPIACION derivado de los 105 millones de pesos devengados como rendimientosf inancieros” que no ingresaron a las arcas de la cuentas del contrato, como debió ser ya que se trataba de dineros oficiales”. 3. Renuncio a la prescripción de la acción penal que se sigue en este proceso en mi contra por los delitos de PECULADO POR APPROPIACION derivado de los SOBRECOSTOS o sobre precios en más de $144 millones de pesos “pagados al contratista”, según se desprende del informe pericial, preliminar, pericial, ampliado yf inalmenteo bjetado, el cual reposa con el No. 097 y 021 en el expediente y donde se individualiza cada peculado, teniendo en cuenta que estos son de carácter instantáneo, razón por la cual su consumación se produce cuando el bien público es objeto de apropiación mediante auto extemo donde sá evidencia el ánimo de detentarla. U
4. Con relación a la prescripción de la acción penal del delito de PECULADO POR APROPIACION, derivado del ARREGLO DIRECTO y donde supuestamente Hoenigsberg, asumió las funciones de la Secretaria de Hacienda, según las circunstancias de tiempo, modo y lugar expuestos en la acusación, esperaré el momento oportuno para pronunciarme al respecto, teniendo en cuenta que según el despacho, este delito prescribiría en el mes de agosto del año 2019.
Asumo con la mayor responsabilidad esta decisión, a pesar que algunos defensores me manifestaron que no lo hiciese, sin embargo en todos estos años inmerso en estos juicios, he podido comprobar que más que un juicio jurídico, lo que se ha montado a partir de un acto jurídico es un juicio político, por haber osado romper el círculo del poder gamonal, feudal, familiar y financiero de los círculos de poder de la región caribe, causantes de los factores reales originales de la violencia en Colombia. Al comienzo de este escrito he citado la siguiente frase: “Todo cambia, todo se mueve, todo gira, todo evoluciona, todo lo que es ciencia se demuestra y como ejemplo ahí está el descubrimiento de la partícula de dios y la comprobación de la existencia de las ondas gravitacionales, 100 años después que Einstein las predijera”.
Y en función de la evolución, del cambio y de la comprobación de los hechos, como parte esencial de la ciencia del derecho, renuncio a las prescripciones descritas en este escrito. En estos últimos años, al margen de las suspensiones del juicio y pese a la imposibilidad de ejercer la controversia probatoria en el juicio, se ha logrado develar por la insistencia de los sujetos procesales, la ignominiosa FALSEDAD DE LOS DICTAMENES PERICIALES, que soportaron sus cálculos con base en las REVISTAS SISPAC y donde el propio Director de la Revista, ha certificado que los precios usados por los peritos, no corresponden a los de las revistas originales. De nada sirvió, que quienes estaban alf rented el inicio de este juicio y en nombre de la autoridad judicial, hayan pretendido ocultar pruebas en la audiencia preparatoria, hayan distorsionado las funciones y cargos de Hoenigsberg y sobre todo, hayan manipulado los informes técnicos que pretendían demostrar que al Contratista Femando Thome, responsable de la remodelación de la nueva sede de la alcaldía de Barranquilla, para el año de 1994, no se le adeudaba ningún^ obligación que justificara el arreglo directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *