DIGITALIZAR LA JUSTICIA ES LA GRAN REFORMA

La verdadera reforma a la justicia, comienza con la digitalización de las actuaciones judiciales, la sistematización de los expedientes y de todos los procesos, allí está el cumplimiento de uno de los objetivos del nuevo Ministro de Justicia, “acercar la justicia a la gente”.

Si usted desea conocer el funcionamiento del sistema judicial, solo debe acercarse a un despacho judicial y pregunte por cualquier proceso o actuación judicial y la respuesta se lo dirá todo; Vuelva más tarde, el sistema no funciona, quien está encargado de eso no vino, en fin toda una variedad de excusas.

Claro está, no pude desconocer que en algunos despachos, por mérito propio, esfuerzo puntual y autofinanciación de los propios funcionarios judiciales, existen situaciones que son una sorpresa del esfuerzo de operadores judiciales, pero allí está el problema la sistematización o modernización del sistema judicial no puede ser del esfuerzo propio de sus funcionarios, sino de una política pública.

El retraso del sistema judicial nuestro es vergonzoso, hasta el punto que hoy día, en algunos despachos judiciales, los expedientes se pierden o se ocultan, con o sin propósito, pero sucede y si se quiere un ejemplo, ahí está el hecho de que toda la actuación judicial, todas las audiencias y todos los testimonios que fueron recopilados en el juicio adelantado contra los Ex alcaldes de Barranquilla, (Hoyos- Hoenigsberg), se extraviaron esporádicamente y los 17 Cds, donde se guardaron todas las audiencias, no fueron remitidas al Tribunal Superior, para resolver las impugnaciones y solo ellas llegaron de manera PER SALTUM, a la Corte Suprema de Justicia, por fuera de las demandas de Casación y la excusa que presento el juzgado es que fue todo un olvido involuntario.

Resulta y ocurre que en las audiencias públicas, se escucharon a los peritos que hicieron los avalúos y donde certificaron que ellos estaban debidamente registrados y acreditados como peritos profesionales avaluadores y contaban con la respectiva autorización de los colegios o lonjas inmobiliarias.

En las audiencias orales, quedo consignado y probado que el director de presupuesto había expedido los certificados de disponibilidad presupuestal previos a la suscripción de la promesa de compra venta e intervino un abogado especialista en bienes raíces, donde detallo toda la legalidad que tienen los títulos de los lotes.

Sin embargo a los procesados los condenaron, bajo el supuesto de que los peritos no tenían autorización de una lonja para hacer el avalúo de conformidad con el artículo 10, 11, 12 y 13 del Decreto 1420 de 1998 y el certificado de disponibilidad presupuestal fue extemporáneo, cuando como se explicó anteriormente todo ello había quedado consignado y probado en las audiencias que lamentablemente no hicieron parte de los fallos, por un simple descuido secretarial.

Esta situación es violatoria de las garantías judiciales y los derechos fundamentales de todo ciudadano, así se pretendan justificar la omisión bajo el concepto de la convalidación o la preclusión de las etapas procesales.

Y esto se ha presentado, muy a pesar de existir todos los dictámenes periciales realizados por el C.T.I., donde demostraron que sobre la compraventa, nunca existió sobrecosto alguno, hasta el punto que hoy el lote tiene un valor de $65 mil millones y las apropiaciones presupuestales respetivas existen (Art. 41 de la Ley 80 de 1993) y amén de que la compra venta se inició en vigencia del artículo 13 de la ley 9 de 1989; Articulo 12 de la Ley 2 de 1991; Articulo 21, numeral 1, literal a) y e) de la ley 80 de 1993; Articulo 3 del Decreto 855 de 1994; Articulo 25 y 27 del Decreto 679 de 1994; El Articulo 27 del Decreto 2150 de 1995 y el artículo 61 de la ley 388 de 1997, antes de regir el Decreto 1420, que comenzó su vigencia el 29 de julio de 1998.

Esto es un ejemplo de la necesidad urgente de la digitalización de las actuaciones judiciales, cualquier otro propósito, seguramente será importante pero no prioritario y para que esto se cumpla necesita de un ambicioso programa de financiación para el sistema judicial.

La defensa judicial de oficio ha sido un fracaso fundamentalmente por la imposibilidad financiera de acceder a los expedientes por los costos que representa la reproducción del expediente, con sus debidas excepciones donde abogados de oficio, por esmero propio han alcanzado significativos logros.

A nivel internacional existe una Agencia de Estado Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la cual con muchas entidades territoriales suscribieron convenios en los años 2004 al 2007, con el objeto de estandarización, sistematización e institucionalización de procesos de transparencia, mejorando los indicadores del país a nivel internacional, con las metas alcanzadas y esta organización, actualmente posee, unas herramientas técnicas para la modernización, sistematización y vigilancia del sistema judicial, al cual sería determinante para el sistema judicial acceder.

Así mismo, existen entidades públicas y privadas, disponibles en la realización de alianzas estratégicas para la modernización del sistema judicial y al cual se deberían hacer los convenios, en la búsqueda de técnicas, software, hardware, soportes y financiación.

La globalización del derecho lo exige, la materialización del Bloque de constitucionalidad en el derecho nacional, lo requiere y el ejercicio del control convencional, como instrumento alternativo de control frente a las fallas de los fallos judiciales y para el respeto del derecho internacional y los tratados de los derechos Humanos, es una esperanza para los millares de condenados inocentes.

La proliferación de fundaciones, organizaciones y entidades humanistas de carácter nacional e internacional que han logrado éxitos en la demostración de los errores en que se han incurrido en los procesos judiciales, es una muestra palpable de la necesidad de la sistematización del sistema judicial.

Mantener el funcionamiento actual, con inversiones focales, aisladas y preferenciales, es mantener con vida el sistema judicial, inquisitivo, anquilosado, anacrónico y burocrático que rige la estructura del sistema actual, por lo tanto el único discurso realista es en de la inversión en la sistematización del sector, de lo contrario cualquier esfuerzo, será efectista.

El portal, www.laperticuladedisosenlajusticia.com, es un aporte a la digitalización de los procesos judiciales.

La verificación de las referencias comentadas en este artículo, pueden ser consultados en el portal anunciado, link archivos y/o procesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *