El Problema no son los Testigos y Las Pruebas Falsas sino su Valoración

Los testigos falsos, “Siempre han existido, dice un Ex Director General de la Fiscalía; “Las líneas de comportamiento de los testigos revelan su clara y fehaciente proclividad al tratar de embaucar y enredar la justicia con el pretexto de prestarle colaboración”, dice un fiscal que conoció del caso de Sigifredo López; “Me pusieron a buscar testigos falsos”, manifiesta un colaborador de un fiscal y “El mediático caso de Luis Andrés Colmenares, el joven estudiante de los Andes muerto en extrañas circunstancias hace ya más de dos años, ha terminado por exponer ante el país uno de los grandes pecados de nuestro sistema de justicia: su excesiva dependencia de testigos interesados, muchos de los cuales mienten sin reato a cambio de pingües beneficios”, sentencia un Editorial de un periódico nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *