La Partícula de Dios en la Justicia

En momentos de crisis, resquebrajamiento de las instituciones y la pérdida de valores, siempre se asoma una luz.

La búsqueda de una explicación científica, sobre la creación y el futuro del Universo, será siempre una constante de la razón, por eso ocurrió una conmoción cuando la Organización Europea para la Investigación Nuclear, publicó recientemente el descubrimiento de una nueva partícula que podría ser el bosón de Higgs, “partícula de Dios”, la cual explica como la materia obtiene su masa y por extensión como se formó el Universo.

Este descubrimiento, nos traerá otro debate y es sobre como Dios dejo la partícula esparcida en el Universo y sobre ello vendrán sus discusiones, sin embargo, yo sigo apegado a él.

Traer a colación, el descubrimiento de la partícula de Dios a la introducción de la presentación de esta página Web, sobre los PROCESOS JUDICIALES DE HOENIGSBERG, a simple vista es algo que no tiene conexión alguna, sin embargo, si existe una conexidad.

Los nuevos descubrimientos en todas las áreas, hoy día son más acelerados debido al avance en los instrumentos que brinda la ciencia y la tecnología, por eso el desarrollo también de las Ciencias Jurídicas, están condicionados o supeditados igualmente a las ciencias y la tecnología.

La teoría General del Derecho y sus diferentes áreas, no pueden ser un conjunto de supuestos o hipótesis, sin tener como fundamento una demostración lógica, científica, matemática, tecnológica o probatoria.

La filosofía nos recrea el pensamiento nos aumenta la sabiduría, pero ella sin demostración no puede llamarse ciencia, por lo tanto, el Derecho esta llamado cada día más a ser un Teorema, donde no solo debe existir una hipótesis, una tesis o una conclusión, sino que debe tener una demostración.

En el DERECHO PENAL, la exigencia del uso de la ciencia y la tecnología en los pronunciamientos judiciales, es un requisito Sine qua non, por ello se habla del principio de la certeza, donde la motivación es necesaria, pero la demostración de los hechos es determinante porque aquí los hechos no solo se muestran sino se prueban.

En el derecho penal, las especulaciones, conjeturas, criterios, teorías o hipótesis, así tengan el mejor contenido lingüístico o de prosa, siempre deben estar demostradas con pruebas.

La ciencia, la técnica y la informática, es un condicionante hoy día para todos los conocimientos, un médico no podrá obtener un diagnostico con la sola impresión visual del paciente, debe recurrir a los exámenes paraclínicos y así sucesivamente en cada disciplina.

A partir de este criterio, es la motivación de la publicación de este portal, donde osadamente incursionaremos en la presentación de los avances científicos y tecnológicos, en el uso de la Teoría General del Derecho, en los fallos y fallas judiciales y en especial, en como a partir de unas motivaciones sin probanzas reales y concretas, por el atraso del Sistema Judicial, se han proferido unas decisiones judiciales que verdaderamente no pueden volver a ocurrir por el bien del conjunto de la Sociedad.

En este portal, presentaré los procesos que se han seguido contra GUILLERMO HOENIGSBERG BORNACELLY, e independientemente a las motivaciones e intereses que ha habido sobre ellos, se mostrará uno a uno los hechos reunidos en los expedientes, para que cada uno de los visitantes a esta página puedan observar la diferencia entre la VERDAD MATERIAL O PROCESAL Y LA VERDAD FORMAL y la primera verdad, de acuerdo a los expedientes prueban que lo que ha habido es un juicio político montado a partir de un acto jurídico, como retaliación contra quienes hemos osado romper el círculo del poder gamonal, feudal, familiar y financiero predominante en la región Caribe Colombiana y lo cual ha sido causa y motor de la violencia.

 

Cada quien podrá sacar sus propias conclusiones o criterios, y seguramente algunos las expresarán con una carga agresiva, pero eso es normal teniendo en cuenta que los procesos son por el ejercicio de cargos públicos, inmersos en el  ejercicio político y esto de por si, genera prevención, por ser parte de la dialéctica o de la lucha de los contrarios, donde nunca habrá unanimismo, pero quien asuma una posición eminentemente probatoria, sin prejuicios valorativos, encontrará en esta información la verdad.

El propósito de esta publicación, además busca mostrar cada uno de los procesos que se han adelantado contra Guillermo Hoenigsberg B y probar la INOCENCIA real de los cargos imputados y mostrar como unos ERRORES JUDICIALES, por la estructura misma del sistema, determinaron estos procesos.

Errores judiciales, fruto de la inmediatez, de las metas, de la congestión, de la mediática, de intereses y la improvisación, lo cual está llamado a ser erradicadas del quehacer judicial y de un Sistema Moderno de Justicia que debe partir con la implementación de una nueva dinámica procesal, donde la prueba se desarrolle acompañada de los avances tecnológicos y científicos.

La premisa de la autonomía del juez, de la libre apreciación de las pruebas, de la sana crítica, o de la máxima de la experiencia, no puede nunca estar por encima de la ciencia, la técnica, la informática o de los derechos del hombre.

Hay delitos que son complejos, que son inexplorables y de allí su impunidad, o complicación en resolverse, pero hay delitos que la ciencia, la técnica, la informática y las herramientas que ellas proveen nos permiten responder con certeza los interrogantes que se plantean en una investigación penal.

En el delito de peculado, la ciencia, la informática y la técnica contable, presupuestal, financiera y matemática permite obtener la información necesaria; En este tipo de delitos no hay nada inexplorable, todo se puede conocer, el tiempo modo y lugar, está determinado por las pruebas, las huellas y los hechos, donde el sistema electrónico es determinante.

Es entonces inexplicable que en una investigación de un delito de carácter instantáneo como el del peculado, no se haga uso de la contabilidad, de los cheques, de los extractos Bancarios, de la evaluación de las operaciones comerciales y financieras o de las normas mínimas de auditoria y todo se deje a la simple conjetura que no explican los movimientos financieros.

Los juicios de identidad, de valores, los razonamientos de la sana crítica o los testimonios con notas, son propiamente innecesarios en la medida que la ciencia y la técnica se tenga presente en la investigación penal.

En ese sentido, dejo a ustedes la presente información que se ira, nutriendo día a día, para que cada uno de los internautas haga una valoración integral de las pruebas y llegue a sus propias conclusiones.

Deseo antes de concluir con esta presentación de página Web, expresarles a los Docentes de la Corporación Universitaria, mis agradecimientos, por haberme brindado la posibilidad de conocer la estructura del DERECHO y entregarme los instrumentos necesarios para atreverme a exponer con conocimiento de causa, estos planteamientos jurídicos dentro de las normas constitucionales y legales.

Muchas gracias por su atención.

Atentamente,

GUILLERMO HONEIGSBERG B

2 comentarios en “La Partícula de Dios en la Justicia

  • Hola GH.como estas? Te saluda tu Amigo (Berrio).me gustaria charlar con tigo, saludarte,darte un estrechon de manos y un fuerte Abrazo. Aun sigo con cel. 3167547556. Cuidate mucho y te deseo Grandiosas Bendiciones a ti y toda tu Familia.

  • desde: colombia. ALBERTO MONTALVO. en él nombre de cristo solisito ( una biblia letra grande y de letras rojas ) yo debolvere el exedente.. y mis direciones… Dios les Bendiga..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *